952 46 21 74 - 657 566 277

Sesiones de fotos para mamás embarazadas.

Estás embarazada, tu cuerpo está cambiando, cada día tu barriga está más hinchada, y te gustaría hacerte una sesión de fotos con la que recordar la experiencia para siempre.

Consejos para sesiones fotográficas de embarazo.

Prepara la sesión con anticipación

Uno de los momentos más aconsejables para una sesión de fotos de embarazo es unos dos meses antes de dar a luz, tu barriga será lo suficientemente grande como para que se vea bien, de cualquier forma cada mujer es diferente y esto es sólo una referencia, las fotos se pueden hacer un poco antes o después.

Si esperas al último momento puede que te quedes sin sesión o que no la puedas realizar con la comodidad suficiente por que te sientas cansada y sin capacidad para moverte.

Dejate llevar por la locura artística, por esa neurosis creativa, no te conformes, pon a prueba tu estabilidad emocional.

 


Elige el lugar donde se realizarán las fotografías

En exteriores, en tu casa o en estudio, será importante preverlo pues  el resultado se verá condicionado por esto, si quieres fotos en la naturaleza sería bueno elegir una playa, un río o una arboleda tranquila con el sol en el ocaso.

Si por el contrario prefieres realizar la sesión en casa, tendrás que tener en cuenta que los fondos no sean muy estampados y que no haya demasiados objetos  o elementos que nos puedan distraer del motivo principal, que recordemos es tu pancita.

En una sesión de estudio las luces estarán más controladas, y podrías hacer un seguimiento del embarazo realizando una foto mes a mes con la misma ropa y la misma pose o una parecida.


Elige el lugar donde se realizarán las fotografías

En exteriores, en tu casa o en estudio, será importante preverlo pues  el resultado se verá condicionado por esto, si quieres fotos en la naturaleza sería bueno elegir una playa, un río o una arboleda tranquila con el sol en el ocaso.

Si por el contrario prefieres realizar la sesión en casa, tendrás que tener en cuenta que los fondos no sean muy estampados y que no haya demasiados objetos  o elementos que nos puedan distraer del motivo principal, que recordemos es tu pancita.

En una sesión de estudio las luces estarán más controladas, y podrías hacer un seguimiento del embarazo realizando una foto mes a mes con la misma ropa y la misma pose o una parecida.


Haz que tus fotos sean más personales

En la imagen final puedes incluir alguna ecografía, el chupete o los patucos que le compraste, por supuesto que tu pareja puede participar la idea es reflejar el amor y el deseo de ver pronto a tu bebé.

Siempre habrá una manera de personalizar las fotografías  y ser original.

Preguntame lo que quieras

 

Si tienes alguna duda puedo ayudarte…